Primer seminario de Caracas: la cuna de la Universidad

      Exacto mapa de la ciudad de Caracas 1578   Si bien la llegada de los españoles a las costas venezolanas se efectúa en 1498, la dificultad que presentaron los pueblos indígenas  especialmente los Caribes, los Tamanacos y los Caquetíos los que habitaban la Provincia de Venezuela; para dejarse someter ante el invasor y la falta de tesoros fáciles  a las manos españolas colocó a la Provincia de Venezuela en una situación lóbrega ante la Corona Española. Era preciso tan sólo conquistar terreno y para esto no se invertiría más de lo necesario, ni en hombres, ni en letras. Venezuela, como todos sabemos siempre será una Capitanía General de Puertos, esto como circunstancia nos condenó al abandono intelectual, por ejemplo la imprenta sólo llegará a Caracas en 1808 cuando a México llegó  probablemente en 1533 y al Perú entre 10 y 15 años después.

            El primer Seminario de Caracas y luego la Universidad se logró gracias al esfuerzo asociado de muchos personajes que demasiadas veces no alcanzaron ni siquiera a ver concretarse aquello por lo tanto batallaron,  su voluntad avanzó a lo largo de muchos años, y al ver la historia pareciera que sin saberlo se hubieran puesto de acuerdo para este fin sin conocerse, y van entrelazando y cumpliendo uno a uno su papel.

Felipe II El Prudente
                  Felipe II. El Prudente

            El comisionado del Ayuntamiento de Caracas Simón de Bolívar (1532-1612), ancestro de El Libertador, se encargó de 1589 a 1590 de recolectar para  Felipe II (1527-1598) El Prudente,  todo lo que fuera de interés y en beneficio para la colonia  en esta provincia.  Es él quien consigue el 22 de junio de 1592 la Real Cédula, por la que se manda fundar un Seminario en Caracas, no obstante la fundación del Seminario requiere algunos preparativos previos así que  el 14 de septiembre se crea un Preceptorado de Gramática Castellana. La creación del Preceptorado es luminosa, pues nos indica algunas cosas, probablemente como señala Arístides Rojas (1826-1894) la población aun cuando debió ser escasa, (para 1638 Caracas contaba con una población de doce mil personas aproximadamente) es muy probable que su nivel académico fuera  poco apto para enfrentarse  y acceder al Seminario, que por otra parte requería de una inversión considerable. Además, era fundamental conservar e imponer el castellano como lengua oficial que con seguridad, para ese momento,  ya incorporaba parte del léxico indígena.

Watermark_1180
Esquina del Seminario, principios S. XIX

            Casi cincuenta años después de la publicación de la Real Cédula, el 20 de diciembre de 1640 el gobierno eclesiástico del obispo Mauro de Tovar (1639 – 1633)  manda erigir un edificio nuevo para la Iglesia y el primer Seminario conciliar de Caracas, y se comienza la construcción, en la sesión del Cabildo eclesiástico del 17 de mayo de 1641 se lee que se haría:  “en ínterin en una casa que era de la Iglesia y estaba junto a ella, y por lo que el Cabildo e Iglesia debían contribuir, se descontase cada año 150 pesos de alquiler… y que el Mayordomo de Fábrica fuese desde luego labrando allí lo necesario para su uso”, además el Cabildo facilitó seis mil ducados para la construcción del edificio, lamentablemente el terremoto de San Bernabé ocurrido ese mismo año acaba con las bases que se habían sentado, destruyendo la Catedral y lo poco que se había avanzado de la construcción del Seminario, tendrá  que esperar Caracas treinta años más,  hasta 1673, cuando llega el obispo Antonio González Acuña, (1670 – 1682) y funda en una casa frente a la Plaza Mayor y que  debió pertenecer a  Doña Leonor Jacinta Vásquez de Rojas, el seminario conciliar, dedicado a Santa Rosa de Lima pues González Acuña era Limeño y Santa Rosa estaba recientemente canonizada, incluye las cátedras de gramática,  teología y filosofía.

           De esta forma queda instituido al primer Seminario de Caracas con su primer Rector  Juan Fernández Ortiz y comenzó con una importante Biblioteca que contenía 2000 volúmenes donados por el propio obispo González Acuña, con el nombre de Colegio Seminario de Señora Santa Rosa de Santa María de la Ciudad de Santiago de León de Caracas, con el tiempo será modificado a: Magnifico, Real y Pontificio Seminario Colegio de Nuestra Señora de Santa Rosa de Lima de Santiago de León de Caracas, pero está denominación sólo es oficial hasta 1722 cuando Inocencio XIII permite a través de un breve que los grados otorgados por la Universidad tengan reconocimiento Canónico.

felipe-v-el-animoso
    Felipe V. El Animoso

            El Seminario funcionaba solo para  algunos decididos estudiantes hasta el 20 de diciembre de 1697 que Felipe V El Animoso (1683-1746)  apruebe la constitución que regirá el Seminario de Caracas y que ha sido escrita y propuesta por el Obispo Diego Baños Sotomayor, (1637-1706) un limeño que será en 1696 comienzan las solicitudes de parte del Seminario para la creación de la Universidad, pero la niegan. El 29 de mayo de ese mismo año se inaugura el Colegio bajo la custodia su custodia  e incluso esté se encargó de su ampliación y es quién lleva la construcción hasta donde en la actualidad funciona el Palacio Municipal de Gobierno, (hoy en día  se puede visitar como museo la que fue la capilla dedicada a Santa Rosa de Lima y  que fue el escenario de la firma del Acta de Independencia en 1811). A las cátedras de Filosofía, Teología de Prima y Teología de Vísperas  ya existentes se añadieron clases de música y la Cátedra de Gramática se dividió en dos: Retórica y Gramática de menores.

              Nuevamente el 20 de agosto de 1705 don Diego Baños Sotomayor le escribe a Felipe V, está vez le solicita que el Seminario pase ser regido por los Padres de la Provincia  del Nuevo Reino, en su solicitud también incluía que el Seminario pudiera otorgar los títulos académicos debido a las dificultades que se debían transitar, es decir el traslado hasta Santo Domingo o hasta Lima  para lograr un título.

                   El obispo realmente esperaba conseguir que los jesuitas se encargaran  del Seminario de Santa Rosa de Lima, pues había sido su alumno en Bogotá, pero murió el 15 de mayo de 1706, antes de completar el proceso.

InnocientXIII
      Inocencio XIII. Papa

                 El 22 de diciembre de 1721 Felipe V decretó la conversión del Seminario en Universidad. Ahora bien, no olvidemos que por encima del Rey está el Papa por lo que era necesario que Inocencio XIII diera su santa aprobación. Según Caracciolo Parra la aprobación se entregó con bastante rapidez el 19 de agosto de 1722, sin embargo, como de la prisa sólo queda el cansancio el documento resultó con algunos errores por lo que fue necesario repetirlo, finalmente el permiso papal estuvo firmado el 18 de diciembre de 1722, es decir, que legal y religiosamente quedaba establecida y fundada la Universidad Pontificia de Caracas.

            Transcurrirán más de dos años hasta el 9 de agosto de 1925 para que se aplique la Real Cédula de erección de la Universidad,  finalmente el 11 de agosto de 1725, el Obispo Juan Escalona y Calatayud se presentó en la Capilla del Seminario y declaró en una ceremonia solemne, con TeDeum, música y fuegos artificiales en la Plaza Mayor,  la creación de la creación Universidad de Estudios Generales. Rl. Colegio Santa Rosa de esta ciudad de Santiago de León de Caracas

             En el que se ha considerado nuestro primer libro Calendario Manual y Guía Universal de Forasteros para 1810 (60 descargas) , libro escrito y ordenado por Andrés Bello (1781- 1865) encontramos una nota importante, por su valor como testigo de la historia.

 

REAL Y PONTIFICIA UNIVERSIDAD

 

La magestad del Sr. D. Felipe V. y la Santidad de Inocecio XIII erigieron en Univesidad el Seminario Real de esta Ciudad por su Cedula y Bula de los años 1721 y 1722, baxo el patrocinio de la Inmaculada concepción de Sta. Rosa de Lima, y del Angélico Maestro Sant. Tomas de Aquino.

            Al ser creado el Seminario, la corte española tiene la idea de que viene a conservar y fortalecer en las almas de lo que temen pueda pervertirse con lo inhóspito que ofrece el nuevo entorno, si bien llega y se fortalece cuando los asentamientos indígenas propios han desaparecido por completo y  no hay en el valle de Caracas demasiados indios por educar o en los cuales implantar la religión venida de Europa, si es imprescindible conservar e instaurar la  pureza en los recién llegados europeos, en los nacientes criollos, pardos y mestizos que van poblando la ciudad con la religión y otra de las preocupaciones fundamentales de la Corona debió ser el idioma y la contaminación o enriquecimiento que este debió sufrir los primeros años de la conquista, el Seminario será inevitablemente la puerta a la  creación de la Universidad, la forma de pasar del dogma a la razón y sobre todo una vía para el reconocimiento de nosotros  mismos como nación.

 

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA

Cronología. (1985). Fundación Biblioteca Ayacucho. Caracas.

Del Rey Fajardo, José, S.J. (2007)  La República de las Letras en la Venezuela Colonial. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Caracas.

Efemérides 2000-2001, (2001). Universidad Santa Rosa, Caracas.

Grases, Pedro. (1952). El primer libro impreso en Venezuela, Edición facsimilar. Ediciones del Ministerio de Educación, Caracas.

Parra, Caracciolo. (1932). La instrucción en Caracas, 1567 – 1725. Parra León Hermanos Editores, Caracas.

Rojas, Arístides,  (2008). Orígenes venezolanos. Historia, tradiciones, crónicas y leyendas. Fundación Biblioteca Ayacucho, Caraca.

Leal, Idelfonso. (1963).  Historia de la Universidad de Caracas (1721 – 1827), Ediciones de la Biblioteca UCV, Caracas.

María Ramírez Delgado
Sígueme

María Ramírez Delgado

Licenciada en Filosofía, poeta, autora de Quemaduras (Eclepsidra) y Navajas sobre la mesa (Bid&Co)
María Ramírez Delgado
Sígueme

Latest posts by María Ramírez Delgado (see all)